Declaración de Principios en la Fundación del Centro Extremeño de Estudios y Cooperación con Iberoamérica

Cáceres 1993

De acuerdo con el mandato de la Junta  de Extremadura y al Estatuto de la Universidad de Extremadura, El Centro Extremeño de Estudios y EXCECI se propone desarrollar y mantener una política cultural que valorice las creaciones iberoamericanas y contribuya a desarrollar la idea de una comunidad basada en la cultura y en la lengua. Por otra parte,  apunta a establecer contactos directos y privilegiados con las instituciones universitarias y de cooperación en América latina.

En el marco de sus intereses académicos se propone igualmente, desarrollar en Extremadura los estudios y la investigación de temas americanos como una especialidad que constituya un signo distintivo de la Universidad y de la política del gobierno extremeño.

Extremadura expresa a través del CEXECI su propósito de ser la punta de lanza en España de la idea de Comunidad Iberoamericana y para ello, ha decidido concretar vínculos académicos y culturales con instituciones, artistas, intelectuales y protagonistas de la actualidad en América Latina. Esta política de relaciones culturales no olvida, por cierto, la participación que podamos tener en las actividades de cooperación. No sólo en sus financiamientos, que exceden nuestros medios, sino en las iniciativas creadoras en este campo. La prospección de la realidad americana nos puede llevar a  iniciar acciones que movilicen otros medios, más importantes de los que nosotros podamos disponer. Nuestro logotipo “Mi Norte es el Sur” es en ese sentido un programa y un compromiso, y una filosofía.

Así, el CEXCEI se define como un Centro para el año 2000 y no para el 1900. Es necesario en este cuadro repensar la estrategia universitaria, al igual que el sentido de la investigación, la docencia y la cultura.

3. Filosofía:

La creación del Centro Extremeño de Estudios y Cooperación con Iberoamérica está  marcada por un nuevo espíritu, un espíritu de comunidad que se ha decantado estos últimos años. Un espíritu que abandona las visiones tradicionales para entablar un diálogo horizontal, de tú a tú, construir una Iberoamérica inter pares, donde los criterios tutelares sean reemplazados por los de fraternidad, de asociado y de solidaridad; donde la noción misma de comunidad represente una meta y un futuro válido para todos.

La idea eje del CEXCECI es la de contribuir a la consolidación y desarrollo de la Comunidad Iberoamericana. En este sentido se plantea en qué medida la cultura y las actividades académicas pueden participar en esta tarea. Y parte, para precisar su filosofía, de las siguientes constataciones:

1) El desconocimiento mutuo en que vivimos.

2) La poca atención o la reducida dimensión que en general las universidades españolas han dado a los estudios iberoamericanos.

3) Los prejuicios y los estereotipos con que en general se ha abordado esta relación, y ellos de parte y parte.

4) El abandono intelectual en que se han dejado las especialidades en estos temas. Lo que ha hecho que la interpretación de las realidad históricas haya quedado a menudo confiada a la pluma de especialistas europeos o estadounidenses, no iberoamericanos, que si pueden ser reconocido conocedores de la historia, la literatura o la filosofía, carecen de esa familiaridad cultural, necesaria para que el erudito se transforme en intelectual. Y para que el discurso científico pueda superar la pura interpretación y alcance la comprensión. Salga de la exterioridad interpretativa, deje de ser una mirada sobre la otredad, para alcanzar la comprensión de sí mismo. Sólo la búsqueda de sí mismo puede llevar a la comprensión.

5) La necesidad, pues, de asumir mostros mismos la compresión de esa realidad, para fundar la comunidad sobre bases libres de prejuicios, para evitar la exterioridad interpretativa y para difundir una cultura que lejos de separarnos nos una.

En este sentido es preciso no sólo formar nuestros investigadores , sino también renovar la temática. Sacarla del campo tradicional y abordar las nuevas realidades culturales, que concentran cada vez más el interés de las nuevas generaciones, y que están definiendo el perfil de la cultura popular iberoamericana. Piénsese sólo en las telenovelas, la música popular, las revistas del corazón, los cómics, etc…El Centro debe ser un centro para el año 2000  y no para el 1900!

Romper la exterioridad interpretativa, implica, a la vez, enfrentarse a las interpretaciones más recientes de las crisis en América Latina. Analizar la noción del “fin de la historia”. Mostrar cómo estas concepciones han sido incluso aceptada por los propios latinoamericanos. ¿En qué medida ellas no constituyen la base del pensamiento de Vargas Llosa, de Octavio Paz?. Analizar de qué modo se sirven del pasado español los que sostienen estas tesis. De qué modo necesitan renovar la “leyenda negra” para sostenerlas.

Para orientar la investigación por éstas y otras rutas noveles, es necesario un programa de trabajo para los investigadores del CEXECI,  y los que se asocien a sus programas, que les permita realizar estancias suficientemente prolongada en América Latina, para que puedan familiarizarse con la realidad sobre la cual van a trabajar. Nuestro principio fundamental es negarnos a caer en lo que hemos llamado “exterioridad interpretativa”.

Los ejemplos de ella se encuentran a montón. Es difícil que alguien pueda comprender, por ejemplo, a un autor como el argentino Puig, sin saber lo que fueron las revistas del corazón argentinas de los años cuarenta o sin saber quiénes fueron Lucho Gatica, Pedro Vargas o Toña la Negra. Y ¿cómo comprender   el antipoema de Nicanor Parra que dice: “Amo la cordillera de la Costa, odio la cordillera de los Andes” sin haber estado nunca en Chile? O, en pintura, ¿saber de dónde vienen los ensombrerados personajes del argentino Seguí, si no se advierte lo que el sombrero era para Gardel?.

6) El futuro nos plantea numerosas interrogantes, frente a las cuales tendremos a corto plazo que encontrar una respuesta. El tercer milenio se anuncia como una economía mundial, cuando no una geopolítica de bloques, En este contexto, ¿qué representar  para nuestras relaciones la consolidación de la Comunidad Europea?; y, del otro lado, ¿qué representar  para la Comunidad Iberoamericana la constitución de un  área de libre comercio que vaya de Alaska a Tierra del Fuego?. Y por último, pero por cierto, sin que esto sea lo menos importante ¿qué va a significar para la ida iberoamericana la revolución digital, un mundo que se desarrollará en el ciberespacio y que cambiará profundamente nuestros modos de comunicación nuestros criterios de cultura y sin lugar a dudas nuestros métodos de aprendizaje?.

Constituye la filosofía programática del CEXECI, y es su apuesta fundamental respecto al futuro, de que lo que mantendrá  la idea iberoamericana será  en gran parte esa identidad común que viene de un legado cultural compartido. Compartimos un estilo de vida, una tradición espiritual y una lengua, que hace que las afinidades sean mayores y más fuertes que las que los españoles puedan tener con muchos pueblos de Europa; o los latinoamericanos con sus vecinos del Norte.

Lo que es cierto y urgente es que en unos pocos años la fuerza de las cosas, podríamos decir las urgencias y las contingencias de una geopolítica que desborda cualquiera previsión histórica, ha hecho que los términos de nuestra idea original de comunidad se modifiquen. Por eso es fundamental que analicemos y estudiemos cómo en el nuevo contexto mundial se mantendrá  nuestra comunidad. Cómo se reforzar  el espíritu de ese legado común. Si el vínculo económico se complica, ¿es posible intensificar el lazo cultural? Este Centro pretende servir a ese fin, y por eso es una instancia de estudios, de diálogo y de promoción cultural y académica.

Y que tarea más noble y más adecuada para una universidad como la UEX, y en la que Extremadura tiene depositada tantas esperanzas, que asumir este desafío, que implica esclarecer una pasado para proyectarse en el futuro. Tarea que hace de la Universidad un activo agente social, pues asocia la labor académica al desarrollo.

El CEXECI es, además profundamente extremeño, porque no hace sino interpretar lo que es vocación de Extremadura, refleja la importancia que la región atribuye a las relaciones con Iberoamérica. E Iberoamérica en su doble vertiente. Doble, porque en pocos casos se utiliza mejor el término que en esta tierra. Jorge Amado, el gran escritor brasileño, criticaba hace poco en un curso  de El Escorial, el gran colonialismo que implicaba incluir las literaturas en portugués en la caja de sastre de la literatura latinoamericana.

Si para Extremadura son fundamentales las relaciones con América, lo son también con Portugal, su vecino inmediato; y con su lengua; lo que proyecta el CEXECI hacia el mundo lusoamericano. Extremadura es una de las fronteras del portugués, como casi todos los países de América del Sur lo son de Brasil. Como ellos también Extremadura tiene algunas regiones lingüísticas donde podríamos decir que nos entendemos en portuñol.

4. Actividades del CEXECI:

1. Investigación:

Se centra sobre todos los aspectos de la realidad iberoamericana; pero también sobre los aspectos que desde el exterior contribuyen a comprender la visión europea, la influencia de pensadores, las políticas colonialistas de emigración, etc.

El CEXCECI patrocinar  investigaciones individuales y colectivas y poder  constituir equipos según módulos diferentes.

2. Docencia:

Sin perjuicio de sus actividades de extensión, o de seminarios y curso específicos que le puedan ser solicitados, el Centro poder  orientar su actividad docente en dos direcciones principales: Cursos de postgrado y docencia de intercambio.

Los cursos de postgrado tendrían que ser objetos de un acuerdo con la Universidad.

3. Intercambio:

El Centro considera fundamental el intercambio con investigadores de la Comunidad.

Por su parte los investigadores del Centro: deber n prever en sus  reas respectivas permanencias de duración suficiente en los países de la comunidad en que se desarrolla esencialmente la temática de su investigación; y no sólo para tener un acceso m s completo a las fuentes, sino para que se familiaricen con el entorno (la circunstancia, diría Ortega) en que han surgido esas obras o el medio en que se precipitó el hecho histórico.

Por cierto el intercambio de profesores debe estudiarse en términos de factibilidad.

Lo mismo ocurre respecto al intercambio de estudiantes, donde podemos conectarnos con los programas vigentes, como el MUTIS, al que sería deseable vincularse a partir del próximo año.

En la Cumbre de julio de 1992, se acordó un programa de becas. El gobierno español ofreció 400; y los mexicanos respondieron con una oferta de otras 400.

La creación de un programa de Tercer Ciclo con mención en Iberoamérica, que sirva como estructura de recepción académica para los becarios, podría ser necesaria para las becas que funcionen vinculadas al CEXCEI.

4. Extensión:

a) Actividades de difusión y de formación que lo vinculen con la comunidad extremeña o que den a conocer sus actividades y sus investigaciones fuera de Extremadura; conferencias, organización de exposiciones, programas docentes a otros niveles que el universitario.

b) Prestación de servicios: El CEXCEI podrá  ofrecer cursos de formación a instituciones privadas. Algunos ejemplos: Formación para personal de Iberia o para personal de bancos que vayan o se instalen en Am‚rica latina. Estas funciones se harán bajo la forma de convenios con las instituciones respectivas.

3) El Centro podría organizar igualmente una escuela de verano, o participar en ella, dentro del marco de una iniciativa específica de la UNEX, o en el de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

4) Actividades especiales: Ser n, entre otras, actividades especiales del Centro las que tengan que ver con los propósitos de su fundación y que constituyen su filosofía. En este sentido las tareas imaginables son múltiples. Van desde los contactos con los investigadores iberoamericanos: seminarios, intercambios, trabajos en equipo, ect hasta el levantamiento de un censo de los investigadores de la comunidad.

El CEXCECI debería, asimismo, integrarse al programa de televisión educativo iberoamericano de tres horas diarias que se propone difundir Hispasat  desde los primeros meses de 1993.

Una tarea fundamental que se propone el CEXCECI es afianzar la idea de comunidad. Un proyecto en este sentido que el Centro puede tomar como suyo son los Manuales Iberoamericanos.

La idea de textos comunes de historia y que aborden temas culturales ha surgido numerosas veces. En la Reunión de Guadalupe de Ministros de Cultura, y fue reiterada más tarde en la II Conferencia de Jefes de Estado de la Comunidad celebrada este año en Madrid.

El Centro podría organizar equipos, investigadores acad‚micos, pedagogos, artistas, especialistas en sicología infantil… para preparar textos pilotos para estos manuales. Una actividad de esta naturaleza puede encontrar el apoyo de múltiples instituciones, en particular la UNESCO.

5. Métodos de Trabajo:

Tanto en el dominio de la docencia, cuanto en el de la investigación, la función del CEXCEI ser  la de facilitar los proyectos de investigación y apoyar la docencia, en especial en los niveles de post-grado. Para esto, aparte de los circuitos tradicionales, organizar  programas de intercambio que permitan a nuestros investigadores realizar estadías prolongadas o frecuentes en el  rea de sus investigaciones y a la Universidad diversificar su docencia y traer a connotados especialistas que puedan ofrecer cursos y conferencias que den a conocer el espíritu que anima al Centro a la UNEX  y a la Junta de Extremadura.

En este mismo espíritu, el Centro procurar  abrirse al di logo permanente con personalidades de Iberoamérica. En el marco de la UNEX, aspira a ofrecerles una tribuna para que se expresen sobre las grandes cuestiones de la Comunidad. Y esto en todos los campos: económico, político, literario. Los medios de que dispongamos determinaran la forma de realizar las invitaciones, pero desde ya pensamos en un número especial anual del Boletín, titulado, por ejemplo, Tribuna abierta sobre Iberoamérica, en el que se recojan las intervenciones de nuestros visitantes que ser n sistemática y rigurosamente grabadas.

6. Materialización del Centro:

A. A Corto plazo:

I. Infraestructura:

a)Local: Palacio del Mono.

b) Material de oficina: muebles, estanterías: ordenadores, impresoras, equpo de grabación, proyectoras, telón, fotocopiadora, lector de microfilm, etc.

c) Adquisición de obras de Referencias: Diccionarios, Enciclopedias, etc.

d) Formación de una biblioteca especializada. Cf. biblioteca No‚. La biblioteca puede comprender tres secciones: 1) Literatura, arte, historia, geografía, política, etc…2) Imaginario americano; 3)Am‚ricay los medios de comunicación de masas: ej: Am‚rica como tema de tebeos, novelas policiales, ciencia ficción u otros.

c) Conexión a banco de datos

f) Suscripciones de Revistas: Hemeroteca.

g) Microfilm.

h) Diapoteca

i) Videoteca: Áreas: Cine latinoamericano y documentales

j) Archivo documental

k) Laboratorio fotográfico

B. A largo plazo:

a) Local: Cambio de local según las circunstancias:

b) Formación de la colección iberoamericana. Ya contamos con 30 grabados.

4. Actividades:

A. Investigación:

B. Docente:

C. Extensión:

a) Manuales Iberoamericanos (Textos pilotos para presentar como proyectos a la Comunidad). Ojo Contacto con la UNESCO.

7. Realizaciones:

a: Trabajos de investigación:

1.Los equipos pluridisciplinarios:

Como se indicó, una de las modalidades que dar n identidad científica al Centro ser  la dimensión pluridisciplinaria que tendrán muchos de sus trabajos colectivos. La realidad latinoamericana por otra parte lo exige para entender muchas de sus playas conceptuales. Por dar sólo un ejemplo, si queremos trabajar en historia de las ideas no nos basta con los textos de los ensayistas o los filósofos, tenemos que echar mano igualmente de los textos literarios, e incluso de las obras plásticas. Es el caso del muralismo mexicano. Fueron los artistas los que mucho antes que los filósofos replantearon en sus pinturas la identidad nacional que nacía de la Revolución.

2.Modo de organizar la investigación y política de publicaciones:

En todo caso, sea o no pluridisciplinaria la investigación colectiva, la concebimos siempre con un autor principal, que dirige la investigación y otros que figuran como colaboradores. Esto permitiría a todos los investigadores del Centro asumir la dirección de un equipo y, consolidar su responsabilidad científica dentro del  rea de su especialidad y, además, avanzar en el reconocimiento científico que debemos buscar para todos los miembros del Centro, pues la obra ser  publicada como obra del director de la investigación con la colaboración de los otros miembros del equipo.

3. Seminarios internos. Los seminarios internos estarán integrados por todos los investigadores del CEXCECI que lo deseen. Ellos formar n parte de los m‚todos de trabajo del CEXCECI, y en ellos se discutir n las actividades del CEXCECI y se presentar n ponencias que someter n a la discusión académica. Discusiones que estar  destinadas a enriquecer el trabajo de cada uno con la reflexión multidisciplinaria. En estos seminarios podrá  participar otros investigadores o doctorandos, pero ser  por invitación

8. Logotipo:

Se propone como logotipo la imagen invertida del mapa de América que hizo Torres García, acompañada del lema: Mi Norte es el Sur.

9. Publicaciones:

El CEXCECI tendrá  dos publicaciones importantes:

1. El Boletín Iberoamericano, que se publicar  al principio dos veces por año, pero que aspira a ser trimestral. El Boletín no publicar  artículos sino que ser  de información sobre la realidad y actividades culturales y académicas iberoamericanas. Tendrá  una segunda parte con notas bibliográficas breves que den cuenta del semestre (o del trimestre de publicaciones sobre Iberoamérica). Esta sección deber  además abrirnos una vía para recibir todas las novedades. La parte bibliográfica tendrá  tantas secciones como especialistas colaboren con el CEXCECI, y habrá  un responsable por sección. Como modelo de Boletín bibliográfico habría que examinar la revista Quercus. Revista de Madrid 120 pgs., 200 pts.

Un Secretario de Redacción se ocupar  de preparar cada número del Boletín.

El Boletín ser  destinado a la venta y al canje.

2. Extremadura-América, será  el título de la colección de libros que publicará  el CEXCECI.  Tendrá  diversas secciones, por  áreas, y tres formatos. Secciones ser n: historia, arte, sociología, geografía, etc. Formatos: a)bolsillo; b)álbum y c)folio.

Tanto el Boletín como la colección ser  unificados por la diagramación, el logotipo y los colores del CEXCECI. Es fundamental crear una imagen gráfica que nos haga reconocibles en cualquier conjunto de publicaciones.

10. Museo de Arte Contemporáneo Latinoamericano:

El CEXCECI iniciará  la formación del Museo de Arte Contemporáneo Latinoamericano, cuya sede se fijar  de acuerdo de común acuerdo con las autoridades extremeñas.

La base de este Museo ser  la Galería Iberoamericana, que ya cuenta con 30 obras, obtenidas todas por donaciones.

La política para formar este Museo, sin embargo, no podrá  fundarse en las puras donaciones, deber  plantearse el financiamiento de una colección. Esta se puede realizar de diversas maneras:

1) Compra directa. Tratándose de un Museo se pueden obtener obras importantes de los artistas aprecios muy inferiores a los de las cotizaciones en el mercado.

2) Patrocinio de los bancos y otras instituciones de Créditos.

3) Obras en depósito; en el caso de coleccionistas particulares o de obras pertenecientes a instituciones públicas o bancarias.

En todo caso el CEXCECI organizar  exposiciones de artistas iberoamericanos, tanto individuales como colectivas. Tanto directamente como proponiendo proyectos a otras instituciones. En particular cuando se trate de exposiciones que implique una investigación. Así es perfectamente imaginable, a guisa de ejemplo, proponerle al Reina Sofía el montaje de exposiciones de “encuentro”. Llamo así a las siguientes: Picasso y los picassianos en Am‚rica latina. o El arte informal en Iberoamérica; o una m s compleja: La imagen de España en la pintura americana…, etc.

En estos y otros casos el Centro se ocuparía de la fabricación del cat logo. Para lo cual recurriríamos a diversos patrocinantes.

Desde ya el Centro se ha comprometido a trabajar en el Catálogo del Museo de la Solidaridad que prepara la Fundación Allende.

Programas:

1. Animación cultural:

1. Ciclo de cine y creación de una filmoteca,

ÿ

2. Ediciones: Revistas y libros