Brasil en las ideas de comunidad e integracion en America Latina

Miguel Rojas Mix

(Conferencia)

I. EL PROYECTO COLONIZADOR: MESTIZAJE Y CASTAS:

1. La idea de América como unidad continental es una idea Europea. Nace del proyecto colonial e imperialista de España, que impone sistema integrador, piramidal y fuertemente centralizado y por el modelo de sociedad que organizan los españoles.

El proyecto colonial portugués fue diferente y mucho más concentrado en la explotación económica del Brasil que en crear una sociedad nueva.

El proyecto colonial español apunta a crear una sociedad nueva. Nueva porque no es asimilada a la sociedad metropolitana, pero dependiente, porque política y económicamente se somete a ella.

Tanto el proyecto colonizador español como el portugués se fundan en la integración por el mestizaje, con una fuerte jerarquización,  debido al sistema de castas en el caso español, y en la aculturación por la convedrsión.

A partir de entonces se propone una cultura común, fundada en la necesidad de convertir, y en un sentido más amplio que el puramente religioso, también en el convertir social, económico y político de los componentes sociales. Es el fenómeno masivo de aculturación o transculturación de que hablaba Fernando Ortiz. Este proceso se realiza fundamentalmente a través de la evangelización, apoyada en la América española en dos estructuras culturales fundamentales: la urbanización y el arte: Biblia pauperum.

Fue el sistema colonial español el que creó el sentimiento continental, que terminó por incluir al Brasil –aunque mucho más tardíamente. Un sistema que generó muchas incertidumbres y angustias sociales, porque por el hecho mismo de ser un sistema de castas, era un sistema que tendía a la mobilidad social, al arribismo y a la disimulación de orígenes. Pero era un sistema donde el colectivo social se entendía no como un colectivo nacional, sino que abarcaba todo el territorio colonial.

Así lo constata el propio Bolívar que se interroga, no sobre la identidad de los neogradinos, de los colombianos o de los venezolanos, sino de los americanos. Dice en el Discurso de Angostura  (Cien Nombres 70):

Nosotros… no somos europeos, no somos indios, sino una especie media entre los aborígenes y los españoles. Americanos por nacimiento y europeos por derecho. …: Nuestro pueblo no es el europeo ni el americano del norte, que más bien es un compuesto de Africa y América, que una emanación de la Europa, pues que hasta la España misma deja de ser europea por su sangre   africana, por sus instituciones y por su car cter. Es imposible asignar con claridad a qué familia humana pertenecemos. La mayor parte del indígena se ha aniquiladoi, el europeo se ha mezcaldo con el americano y con el africano y éste se ha mezclado con el indio y con el europeo. Nacidos todos del seno de una misma madre, nuestros padres diferentes en orígenes y sangre, son extranjeros, y todos difieren visiblemente en la epidermis: esta desemejanza trae un reato de la mayor trascendencia

II. LA PRIMERA HISPANOAMERICA:

1. La cuestión de la identidad continental comienza con la independencia: La idea continental la defiende en primer lugar Bolívar. Es política la solidaridad continental y : cultural, se basa en la lengua único vínculo.que reivindica del pasado español

Simultáneamente se  desarrolla la idea nacional, marcada por la búsqueda de la modernidad en el progreso: Para lograrlo surgen proyectos diferentes:  el argentino de Sarmiento y Alberdi  que plantean eliminar la barbarie e instalar la civilización trayendo una burguesía europea, mediante una política migratoria,  el mexicano, con : Justo Sierra y Vasconcelos, que para triunfar en el progreso apuesta por una burguesía mestiza o la propuesta de una  sociedad pluriracial que encontramos en Martí y Hostos. En el siglo XIX Brasil se distancia de la América republicana por ser un imperio, pero esta fuertemente motivado por la idea positivista de Estado.

Hay un  primer concepto de Hispanoamérica que nace con la Independencia, que se origina en el pensamiento de Miranda y Bolívar, se afina con la reflexión de los intelectuales criollos del siglo XIX , y que es un concepto de distanciamiento con España. La solidaridad continental nacida con el proceso de la Independencia y  necesaria para mantener esta independencia, se asentaba sobre la idea de un enemigo común: España.

Bolívar decía: “ Más grande es el odio que nos inspira la península que el  mar que nos separa de ella”. Si se denomina hispanoamericano, es porque del pasado español se guardaba la lengua, pero sólo ella. En el discurso de los escritores y de los intelectuales del siglo el concepto es reiterativo.  La lengua en la literatura debía, además de su carácter nacional, desarrollar la “patria americana”.

Por lo demás, la visión del pasado colonial era la de la leyenda negra y abrigaba una crítica feroz, hecha a través de los grandes temas de la ilustración: la tolerancia y el progreso. La española ‑agregaba Bolívar‑ ni siquiera había sido una “tiranía activa”, que preparara a los criollos para entrar en  la época del progreso, y en esto comparaba la América Española con los Estados Unidos. “Los americanos en el sistema español no fueron sino siervos para el trabajo y a lo más consumidores”, concluía

Sin embargo,, a diferencia de los imperios coloniales del siglo XIX y que se hunden en el XX, en la América española ni en el Brasil hubo descolonización. La lengua que se impuso fue la del conquistador, no obstante que en el momento de la Independecia sólo ¼ de la población hablaba español

Esto permitió la Segunda Hispanoamérica, que nace con la Generación del “98” ++++

– Maeztu

– Crisis: Unamuno: en torno al casticismo: europeización sin perder el alma castiza, volver a los valores de la casta: “el quijotismo”.

– Rechazo al término latinoamerica

-Angel Ganivet: este espíritu en Séneca: el estoico.

– Primera idea de Hispanidad laica inspirada en Krause (idea panentista: idea espiritual que unía al cuerpo social: El Menshheitbund, federación global de la humanidad pasaba por la unión de muchas federaciones, una de ellas era la hispánica).; Difundido por Sanz del Río: éxito por la proximidad que se ve entre él y el misticismo español y el senequismo, y porque corresponde a los intereses de una burguesía liberal: “El “yo-rel” reemplaza al “yo-pensante” del idealismo anterior. ¿En qué medida influye en el circunstacialismo ortegueano?. Influencia hasta América latina y sirve de filosofía laica para liquidar el positivismo. En él se inspira el radicalismo de la Unión Cívica Radical de Hipólito Irigoyen.

– José María Pemán y Ramiro de Maeztu unen hispanidad con religión católica.

– La raza no racial, Maeztu: “Nuestra comunidad no es racial, ni geográfica, sino espiritual” (Cien Nombres, p. 173)

– Ataques al panamericanismo, y al capitalismo usamericano: Es integrismo español es igual al francés: antiestadounidense y antisoviético: “Ni Washington ni Moscú”. Maeztu afirma:

Lo que digo es que los pueblos criollos (sic) estn empeñados en una lucha de vido o muerte con el bolchevismo, por una parte, y con el imperialismo económico extranjero, de la otra, y si han de salir victoriosos han de volver ^por los principios comunes de la hispanidad, para vivir bajo autoridades que tengan conciencia de haber recibido de Dios sus poderes, sin los cual serán tiránicos.

– Leyenda negra y leyenda rosa: las trampas de la historia: lenguaje: “fechorías” para hablar de la resistencia india…

– Reconciliación de América con España:

– El 98.

– Rubén Darío en Cisnes se pregunta:

¿Seremos entregados a los bárbaros fieros?

¿Cuántos millones de hombrs hablaremos inglés?

¿Ya no hay noble hidalgo ni bravos caballeros?

¿Callaremos ahora para llorar después?

–      Ideología conservadora entre los americanos: Jaime Eyzaguirre (Cien Nombres; 186):

Por eso el español no sólo es un elemento más en el conglomerado étnico. Es el factor decisivo, el único que supo ataerlos todos… Por eso lo que se haga por ecxhar al olvido el nombre español en estas tierras y querer oponer a él una reivindicación hierbólica de lo indigena, ir  en derechura a atentar contra el nervio vital que ata a nuestros pueblos… Lo que los conquistadores destruyeron es apenas comparable con lo que transportaron de cultura.

– Ideología racista entre los españoles: José María Pemán:

Los españoles fueron al NUevo Mundo donde encontraron una raza inferior. Allí ellos mismos se ocuparon de la tarea de blanquear los rostros de esa raza y de abrir sus estrechos cr neos para introducir en ellos el pensamiento luminoso y civilizado de la bendita raza castellana.

– Cruzada integrista: legitimación de las dictaduras

– Hispanismo identidad de una clase.

IV. EL PANAMERICANISMO:

1. El panamericanismo no es una identidad.

2. Monroe, 1823.

3. Manifest Destiny

– Jefferson: el destino
– Claramente en 1845 en el Morning News: “Es nuestro destino expsndirnos y poseer todo el continente que la Providencia nos ha deparado” (Cien 117).
–      Ya en Alexis de Tocqueville: De la démocratie en Amérique:
–      No podemos dejar de reconocer que la raza inglesa ha adquirido ua enorme preponderancia sobre todas las otras razas europeas del nuevo mundo… No se dentr  en las líneas trazadasx por los tratado, sino que desbordar  por todas artes esos diques imaginarios.

4. A fines del XIX comienza la expansión:

– 1826. Daniel Webster que sólo tiene por mira la defensa de los EEUU.
– Es Monroe quien en la evolución del término se apropia del gentilicio “americano”, con su apropiación se genera una actitud de dominio frente al hemisferio.
– Corolario Roosvelt: “La doctrina Monroe no tiene más extensión que el alcance de los cañones de la flota americana”. Agregando el corolario: que el desorden en los manejos políticos y sociales requería la intervención de una nación civilizada”
– Wilson en Mobile en 1913 extendió la doctrina Monroe a las inversiones europeas “Dollar Diplomacy”, Knox. Wilson fue el primero en llamar a la otra América: “Latina”.

5. EEUU: políticas del siglo XX para América latina:

– 98: Reconciliación con España.

– Darío : “Oda a Roosevelt”:

Eres los Estados Unidos,
eres el futuro invasor
de la América ingenua que tiene sangre indígena,
que aún reza a Jesucristo y aún habla español

Tened cuidado Vive la América Española!
Hay mil cachorros sueltos del León español.
Se necesitraría Roosevelt, ser, Dios mismo,
el Riflero terrible y el fuerte cazador
para poder tenernos en vuestras férreas garras.

6. El término paanamericano nació en 1889

– Con Reagan ideología liberal: Milton Fredman p. 201.

V. RAZA Y PUEBLO ENFERMO:

1. El racismo cotidiano a fines del s. XIX:

– Alberdi (Cien Nombres 223):

Quién conoce caballero entre nosotros que haga alrde de ser indio neto? ¨Quién casaría a sus hermanas o a sus hijas con infanzón de la Araucanía, y no mil veces con un zapatero inglés? En América todo lo que no es europeo es b rbaro.

2. Crisis del progreso:

– Alcides arguedas: Pueblo enfermo (1907)

– Salvador Mendieta: La enfermedad de Centroamérica (1912).

– Agustín Alvarez (arg.): Manuel de patología política.

– Cesar Zumeta (venez.) Continente enfermo

– Francisco Encina: Nuestra inferioridad económica (1912) : ausencia de carácter, desconformados cerebrales.

3. La explicación por un nuevo concepto de raza: Influencia de Gustavo Le Bon: La psychologie des foules (1895).

– en Carlos Octavio Bunge: Nuestra América (1903), critica el mestizaje ( Cien: 225)

– Todo el mundo afirma su fe en el hombre blanco: José Ingenerios (Cien 228).

– Palacios : raza chilena (1904) (Araucanogótico).

Personajes emblemáticos:
el araucano
el roto

4. La idea de raza lleva a un análisis político y a una explicación del fracaso:

–      Rangel; Del buen salvaje al buen revolucionario.

– Vargas Llosa, ect. Artículos y El manual del perfecto idiota latinoamericano: panagírico a los EEUU, interpretación de la historia: (Stanley y Barbara Stein: La herencia colonial de América latina, F.C.E. 1987 (1970).

VI. INDOAMERICA

1. Indigenismo:

-Historia:

– Colonia: cuestión de naturale

– Indianidad: Clorinda Matto de Turner: Aves sin nido. (1889).

– Indigenismos, diversas formas:

– Indigenismo de encomendero:

Es un ladinismo: La diferencia es que reconoce el mestizaje y ve en las culturas indias o africanas una aporte, pero nada más. Es un “ladinismo” lo indios expres ndose a través del lenguaje del conquistador. Sólo se ve en las culturas indias (o africanas) un mejoramiento por sangre nueva del componente hispánico.

– Belaúnde y Riva Agüero en el Perú

– Semana de Arte Moderno en Sao Paulo (1922)

– El barroco y la identidad mestiza:

– González Prada: Nuestros Indios(1904)

– Revolución mexicana: muralistas

– El “andinismo”: Luis Valcárcel: buscaban lo nacional, sobre todo en el arte. Tempestad en los Andes, el Perú esencial siempre fue indio, el Perú = el inkario, sólo el indio podía regenerar el Perú, y más que el Perú el mundo andino: El Cuzco representaba la cultura madre. Pero no hay rechazo a la europeización: las élites deben incautarse de las técnicas europeas para resistir a europeización y defender al indio.

–      Los bolivianos Franz Tamayo (genius loci, como Ricardo Rojas) y Guillermo Francovich -ensayo dialogado PACHAMAMA, “geofilosofía) unen esta tendencia a las concepciones telúricas.

– El indoamericanismo del APRA: Haya de La Torre: Indoamérica.

– El socialismo indoamericano de Mari tegui.

VII. AFROAMERICA:

1. Esclavitud: tabula rasa de la identidad: “negros-pieza”.

2. Todavía en 1812, cosnt. de Cadiz: ¨quién era español? quedan excluídos.

3. La “trata”: gran discurso desvalorizador. Hasta comienzos del XVII, sin embargo, todavía Otelo, poesía de Góngora (1609) imitando ritmos negros:

Pongamos fustana
e bailemos alegría;
que aunque samo negra,
sa hermosa tú.
Zambambú, morenica del Congo.
zambambú

4. Mariátegui: Incluso considera que el negro no es nigún aporte. (Cien 327):

El aporte negro vendido como esclavo, casi como mercadería, aparece más nulo y negativo aún. El negro trajo su sensualidad, su superstición, su primitivismo. No estaba en condiciones de contribuir a la creación de una cultura, sino más bien de estorbarla con el crudo y vivente influjo de su barbarie.

5. Nadie cree a comienzos del s. XX que haya un “problema negro”, así como hay un “problema indio”

6. Negrismo

7. Negritud:

– Revalorización

– Proceso estético: vanguardia:

– Art Négre. Huidobro: “Amo el arte africano porque no es arte de esclavos”.

– Jazz. Sidney Bechet, Josephine Baker, Revista Negra.

– en Literatura: influencia negra: Apollinaire, Blaise Cendrars: Pequeños cuentos negros para niños blancos (1928)

– 1900. Londres. Primera Conferencia Panafricana.

– Movimiento Reenaissance de William Dubois. revista The Crisis. Ideas retomadas por el “Grupo de Harlem”: Lagston Hughs, Counteen Cullen, Richard Wrigth, Baldwin

– Aimé Césaire, Leon Damas, Sedar Senghor: El Estudiante Negro, y El Manifiesto de Legitima Defensa.

Bon Jour et Adieu a la Negritud, de Robert Desnoes.

8. Marcus Garvey:

9. Indigenismo haitiano:

Ocupado por los EEUU de 1915 hasta Fr. D. Roosevelt, desvalorización de Haití. Cf. el libro de Gustave d’Alaux: L’Empereur Souloqué et son Empire (1856), instinto asesino de los negros, etc.

10. De la Negritud al Tercer Mundismo: Fanon: Pau noir masque blanc (1975> y Los condenados de la Tierra

(FCE. 1965)

11. Afroamerica:

– Motivos del son

– Songorocosongo

12. El mulato:

– Manuel Zapata Olivella: Leve toi Mulatre.

IX. AMERICA LATINA:

1. “Nuestra América” de Martí:

– Representa el paso de la idea de Hispanoamérica a la de Latino América.

– Las Antillas el fiel de la balanza.

– Ideas sociales: América pluriracial: “América trabajadora”

– Descolonización mental: criollo exótico.

2. Bilbao y el nombre de América latina:

– París, 24 de julio de 1856: “Iniciativa de las Américas”/ Torres Caicedo: 26 de sep.: Las dos Américas/

La raza de América latina

al frente tiene la sajona raza.

3. Latinidad y espíritu sajón:

– Geopolítica del siglo XIX.

– Panlatinismo: espiritualismo, gustos elevados.

– Sajonismo: materialismo: lucro.

–      Latinidad espiritualista: Renan: Caliban, suite de La Tempête, drame philosophique, París 1878, defensor de un orden aristocrático opuesto radicalmente a la democracia: La descripción de Calibán: “el monstruo rojo” es la respuesta de la burguesía a la comuna. A partir de esa imagen se razona la necesidad de formare una élite ineligente que gobierne. De esta idea nacen las filosofías elitistas que se reproducen favorablmente en España tanto en el pensamiento de la falange, com en el liberal: ¨De qué otro es sino tributario La rebelión de las masas?

– Retórica de Ariel y Calibán:

– Renan:

– Rodo: Ariel (1900): – Oposición metafórica entre el espiritual Ariel y el materialista Calibán de la cultura usamericana. El arielismo es también una concepción elitista de la sociedad; dice Nin Faría, continuador de Rodó: De todos los países de América los que tienen más valor intrínseco son Uruguay y Argentina… Porque se han librado casi por completo de la raza autóctona (Cien. 359). Rodó contribuyó a la cancelación del positivismo, en particular al que se confundía con la imitación de los EEUU

– Aníbal Ponce “Ariel o la agonía de una obstinada ilusión” (Humanismo burgués y humanismo proletario)

– y Roberto Fernández Retamar Calibán, lo reformulan dentro del cuadro de la lucha de clases

– “arielismo” y “calibanismo” se continúan en la opisición entre espíritu sajón y espíritu latino: Muchos son los autores que se plantean el problema:

– Picón Salas: ¿Cómo conciliar el espíritu latino con las exigencias de una tecnología usaica?

– Waldo Frank habla de diferencia de ethos.

–  Para Vasconcelos la latinidad bajo forma de raza cósmica tenía una sentido universal.

– Durante la primer mitad del siglo Romain Rolland contribuye decisivamente a difundir el Weltanashauung del arielismo del hombre latino con su Juan Cristóbal.

–  El mejor ejemplo literario, por su parte, del Weltanashauung del hombre sajón es Babitt de Sinclar Lewis: representante del ingenuo materialismo del Middle West, lleno de prejuicios, un poco vulgar, desea el bien de la humanidad, sin olvidar que lo principal es su negocio.

4. La invasión francesa y la legitimación por la latinidad:

– Para legitimar la política del II Imperio: Revue de Races Latines, Michel Chevalier

– La crítica al latinidad comienza al mismo tiempo que la expresión comienza a difundirse, como consecuencia de la invasión a México.

– La década de los sesenta es de un fuerte sentimiento antieuropeo: invasión francesa, conflicto con España: Prim y 6000 hombres a cobrar la deuda de México; durante el ministerio O’ Donell anexión de Santo Domingo, guerra por las Islas Chinchas: Bombardeo del Callao y Valparaíso 1866.

– Consecuencia paradójica: reacción favorable a los EEUU: se denunia la falsa distinción entre latinos y sajones que no sirve más que para separar a Hispanoamérica de los EEUU…: La aventura rocambolesca de Walker en América Central, los intentos anexionistas de Cuba por parte de los EEUU…

5. ¿Por qué sobrevive la idea de América latina?

1. Se afirma en el mundo intelectual y filosófico y de parejo con corrientes sicológicas, antropológticas y económicas inscritas en la temática del desarrollo, la dependencia y la libración:

– Las respuestas de los pensadores de los cuarenta a los cincuenta continúan las que habían dado Martí y Mariátegui al proyecto de Sarmiento.

– Ortega influye en esta reflexión: La circunstancia es traducida como el contexto socio-económico. Escuela mexicana de José Gaos, Samuel Ramos y el Grupo Hiperión.

– en torno a la temática de la dependencia: los brasileños: Darcy Ribeyro: la identidad es un proceso; la América pobre frente a la América rica.

– Gabriela Mistral:

América!, América! Todo por ella; porque nos vendr  de ella desdicha o bien!…Maestro enseña en tu clase el sueñode Bolívar…, No seas un ebrio de Europa.., Artista…., Industrial…. Dirijamos toda la actividad como una flecha hacia este futuro ineludible: la América Española una, unificada por dos cosas estupendas: la lengua que le dió Dios y el Dolor que da el Norte.

– Martínez Estrada (generación parricida): Radiografía de la Pamapa: Frente al golpe de Urubiru, reflexiona sobre el valor de la generación civilizadora (Sarmiento): habra dejado intacto el orden colonial. civilización y barbarie son la misma cosa, la ciudad como el campo, la dicotomía sólo sirve para que unos hombres sean excluídos por otros.

– Los escritores a través de temas locales expresan una sensibilidad continental: hay que reconquistar el tiempo y el lenguaje: “el compromiso” es el lema de los años sesenta: En Rayuela, Cortázar da cuenta de lo universal dentro de una sensibilidad “porteña”. Para Cortázar el escritor latinoamericano no sólo ha cancelado el sentimento de inferioridad frente a la literatura extranjera, sino que se ha convertido en un modelo para Europa.

– En definitiva la litaratura de esos años apunta a desarrollar una conciencia continental, un nuevo ideal político: una idea de revolución en la que se unen el Ché con mayor del 68. Conciencia que supera los indigenismos y las negritudes, porque las arrastra en una marea m s vasta. La literatura de identidad es literatura de liberación.

2. La convicción americana es también fundamental en el discurso políticio;: Aparece en dos contextos: el desarrollista y el revolucionario.

– Desarrollista: CEPAL, Prebisch/ Celso Furtado: ALALC (1972) – ALADI (1980), Pacto Andino (1969) y Unidad Económica y Social Centro Americana

– Revolución cubanan y Ché

– En los años sesenta vuelta de Brasil hacia el continente: cinema novo, economistas, sociólogos, antropólogos

– Teoría de la dependencia

– Teología de la liberación

6. Geopolítica del próximo milenio: Regionalización y globalización:

  1. Iniciativa de las Américas transformada en NAFTA.
  2. MERCOSUR
  3. Cumbres Iberoamericanas: